Valores

El Colegio UVES considera que cada alumno e individuo se construye dentro de un marco pedagógico y valórico, diseñado, estructurado e intencionado para permitir que junto a su entorno familiar y sus experiencias personales alcance los objetivos educacionales y personales trazados.

UVES establece que dentro del desarrollo pedagógico se deben contemplar las características individuales, considerando las habilidades y limitaciones de cada alumno.

En este desarrollo, UVES piensa que son esenciales -en la etapa de formación de cada uno de sus alumnos- los valores trascendentales, que permitan que ellos tengan una formación intelectual, ética y socio afectiva.

Por ello, todo alumno de UVES debe contemplar en su formación los siguientes valores, como parte de él, de sus pares y de toda la comunidad de UVES, de manera de convertirse en personas capaces de contribuir positivamente a la sociedad y que luchen por el desarrollo y respeto personal y comunitario:

1. Amor por la Vida y Optimismo

Para el Colegio UVES, la niñez -etapa en que se produce el principal desarrollo cognitivo y de personalidad- es la fase más importante para inculcar el amor por la vida y la naturaleza. Para UVES el amor por la vida, la alegría de vivir y el optimismo van de la mano, se desarrollan desde el inicio de la vida y se construyen con vivencias y valores.

Desarrollar en un niño el amor por las personas, por la naturaleza, por los animales, por el planeta, por lo que lo rodea, es trabajar para formar un adulto optimista, que verá en cada desafío una forma de expresar su amor y felicidad por la vida. El amor por la vida, en general, ayudará para que los alumnos sean más comprometidos, solidarios, responsables en cada una de sus tareas y metas a alcanzar.

Por ello, UVES requerirá del apoyo constante y permanente de las familias de nuestros alumnos para que estos puedan ver el lado positivo en cada actividad, sin dejar de ser críticos y objetivos.

Para el Colegio UVES, el amor y optimismo para ver la vida, no sólo deben ser parte de los estudiantes, sino de toda la comunidad UVES, permitiendo que cada uno de sus miembros enfrente con alegría y optimismo cada tarea diaria  y desafío de la vida.

Un alumno con amor a la vida y por quienes lo rodean podrá, con actitud positiva:

  • Cumplir los compromisos asumidos.
  • Ser gentil con quienes lo rodean
  • Dar respuesta a los requerimientos a los que se verá enfrentado
  • Ser positivo, empático y solidario con su entorno y la sociedad en general
  • Superar los fracasos, los malos momentos y los avatares normales de la vida

2. Disciplina

La disciplina es un valor fundamental en el proceso de la educación y formativo de una persona. La disciplina escolar es parte del quehacer educativo, y se relaciona con construir y funcionar con reglas básicas; donde cada integrante de la comunidad educativa asume el rol que se le ha asignado con responsabilidad y compromiso, de manera que el individuo se sienta que pertenece a esta comunidad y a su vez permite que la comunidad avance y alcance sus objetivos y metas. La disciplina incluye a todos los miembros de una comunidad escolar, llámense autoridades, personal docente, administrativo y personal de maestranza, alumnos y comunidad total.

La adquisición de la disciplina es un proceso largo, no autónomo, en el que, a nivel escolar, se requiere de la participación y colaboración toda la comunidad, incluyendo padres y familia de los estudiantes. El entorno influye directamente sobre los valores de un individuo, y estos a su vez sobre la disciplina.

Todo alumno de UVES tendrá claro que la disciplina es trascendental en su proceso educativo y formativo, permitiéndole que no sólo pueda desarrollar y gestionar sus labores escolares metódicamente para alcanzar los logros propuestos, sino también comportarse con el respeto y cuidado frente a sus pares, autoridades, profesores, personal de apoyo y todos quienes les rodeen.

El crecer y desarrollarse con disciplina permitirá que los alumnos de UVES sepan distinguir entre el bien y el mal y, con ello, manejen y controlen su comportamiento, en beneficio de él y los demás, generando además autoprotección.

El tener una comunidad escolar disciplinada, en todos los ámbitos, se relaciona con reglas claras, en las cuales cada alumno y miembro de la comunidad escolar conoce, respeta y asume sus roles, sus límites y sus derechos y deberes. Además, UVES vela porque cada miembro de la comunidad escolar eduque en la disciplina con el ejemplo de vida, haciendo ver con comportamiento y ejemplos claros las acciones relacionadas con este valor.

3 Responsabilidad

La disciplina va acompañada de la responsabilidad y está ligada al compromiso. Este valor garantiza que los alumnos asuman y cumplan correctamente con las tareas asignadas, lo que a su vez genera tranquilidad y confianza en el hacer de los alumnos.

La base de la responsabilidad es la disciplina, para enfrentar sin mayor dificultad los deberes escolares y más tarde las obligaciones diarias de la vida. Adquirir responsabilidad también es parte del desarrollo y aprendizaje y se puede alcanzar desde la individualidad así como desde el trabajo comunitario. De hecho, la responsabilidad compartida es más fácil de alcanzar en los estudiantes, a través de juegos, trabajos y actividades grupales. Dentro de la adquisición de responsabilidad los alumnos aprenden a entender y a asumir cuáles son sus deberes y responsabilidades para sí mismos, con sus pares y con la institución educacional.

El Colegio UVES se ha organizado para que sus alumnos lleguen a ser alumnos y personas responsables, que respondan  a sus actos, acciones y reacciones. Un alumno responsable trabaja para responder a sus propias demandas y necesidades y a las de los demás.

El Colegio UVES trabaja para que sus alumnos desarrollen responsabilidad en:

  • Su cuidado personal.
  • Asistencia y puntualidad en clases y en todas las actividades del Colegio.
  • Cumplimiento oportuno de tareas, preparación de pruebas, trabajos y cualquier compromiso adquirido.
  • Cuidado de los útiles escolares.
  • Cuidado de los bienes de la comunidad y pertenencias propias y ajenas.
  • Comportamiento adecuado en la sala de clases y en todas las actividades del Colegio.
  • Cuidado de la documentación oficial del Colegio.
  • Entrega oportuna al padre, madre y/o apoderado, de las comunicaciones del Colegio.
  • Entrega oportuna de certificados médicos u otros documentos requeridos por el Colegio.
  • Orden y limpieza de la sala de clases del Colegio y su entorno.
  • Devolución oportuna al Colegio de comunicaciones firmadas.
  • Devolución del material bibliográfico.
  • Respeto por el medioambiente

4. Respeto

Queremos educar a nuestros alumnos y que toda la comunidad UVES se desarrolle en el respeto. Propendemos a que nuestros alumnos lleguen a ser personas respetuosas de la dignidad de cada persona, por encima de estratos sociales, nacionalidad, procedencia, credos religiosos, posturas políticas e inveterados prejuicios sociales.

El alumno del Colegio es respetuoso de la opinión ajena, de las características del compañero, de la autoridad legítima del profesor, del prestigio y buen nombre del otro, y de la disciplina del Colegio. Por lo tanto, su trato es deferente y respetuoso; evita la burla y el trato vejatorio, la ofensa y difamación.

Es respetuoso en el trato, en las relaciones interpersonales, en la sala de clases, en el patio, en el casino; con miembros de la comunidad educativa y con otros, dentro del Colegio y fuera de él.

De acuerdo a lo descrito, educamos a nuestros alumnos fortaleciendo el respeto por:

  • Las Líneas Educativas del Colegio.
  • Los símbolos patrios y el país.
  • Las instituciones legalmente establecidas dentro y fuera del país, incluyendo el Colegio.
  • Las autoridades del país, del Colegio y de las instituciones legalmente establecidas dentro y fuera del país.
  • El cumplimiento de las normas establecidas en el PEI y el RICE del Colegio, incluso cuando se está fuera de la institución.
  • Cada persona que es parte de la comunidad UVE.
  • Las personas dentro y fuera de la comunidad UVES, independiente de su condición social, religiosa o política.
  • Sus vidas, las de quienes los rodean y conforman la comunidad UVES y por cada persona y ser vivo en este planeta.
  • La naturaleza y el entorno.

  • 5. Honestidad

La honestidad es un valor imprescindible en el proceso de educación. La honestidad debe ser parte del quehacer diario, permitiéndonos relacionarnos con quienes nos rodean.

Los alumnos de UVES conocerán en el diario vivir, que la honestidad les permitirá ganar la confianza y honestidad de quienes los rodean. El reconocer sus capacidades y limitaciones y darlas a conocer abiertamente al resto, permitirá que cada estudiante sea honesto consigo mismo y con quienes le rodean, en cada aspecto, actividad y función que le toque desempeñar y desarrollar.

El Colegio UVES promoverá siempre, actos y comportamientos asociados con la honestidad, en toda la comunidad UVES, especialmente en sus alumnos, de manera que cada uno camine de la mano de la verdad y honestidad. Los alumnos aprenderán que la honestidad no se relaciona con aceptar cada una de las proposiciones y ofertas que reciban, sino también enfrentarse y negarse, con respeto y consecuencia a sus valores, frente a situaciones y preposiciones incorrectas. Aprenderán que honestidad también significa saber decir “NO”, con palabras cordiales y de respeto.

Dentro del concepto de honestidad nuestros alumnos, serán formados en la “verdad”, lo que implica ser sincero consigo mismo y con los demás, además de ser honrados principalmente en relación:

  • A reconocer culpabilidades en acciones propias, saber pedir disculpas y estar dispuesto a reparar.
  • A respetar la propiedad privada, en todo su contexto, dentro y fuera del Colegio.
  • Al desarrollo de cada actividad escolar (pruebas, trabajos, actividades extras, etc.) , dentro y fuera del Colegio.

6. Sencillez y Humildad

Para UVES, el conocimiento y sabiduría van asociados a la sencillez y humildad humanas. Quién profesa estos valores, “siempre” podrán seguir avanzando, creciendo y descubriendo en la vida. El actuar con sencillez permite que cada individuo sea empático con su entorno, asuma las limitaciones de los demás como las limitaciones de la comunidad de la cual es parte y por ende sus propias limitaciones. Con ello, podrá tener una visión no sólo objetiva, sino reparadora, contribuyendo permanentemente a mejorar y corregir errores, adquirir nuevos conocimientos y experiencias del resto y de sí mismo.

Cuando un individuo actúa con humildad es capaz de reconocer sus errores, falencias y tener siempre un nuevo desafío por cumplir.

El que los alumnos crezcan y se formen en la sencillez, permite que no discriminen a nadie por su condición, ya sea racial, cultural, social, intelectual, etc., favoreciendo las relaciones humanas y de amistad entre ellos y sus entorno.

7. Solidaridad

La solidaridad se sustenta sobre otros valores (humildad, amor por la vida, optimismo, responsabilidad, honestidad, etc.) y se relaciona con esa capacidad humana de empatizar y compartir con el otro, desde el dolor más profundo hasta la felicidad más inmensa.

Para UVES es trascendental que cada uno de sus alumnos, así como la comunidad del Colegio, actúen y vivan en solidaridad, tanto al interior como en el exterior del Colegio.

Los alumnos de UVES deben ser solidarios a nivel espiritual, intelectual y económico con quienes los rodean. Entenderán que cada problema de otro no es su problema directamente, pero que sí debe estar dispuesto a ayudar dentro de sus capacidades y medidas, para que el problema en cuestión se supere de la forma más armónica posible, en beneficio del individuo y de toda la comunidad y sociedad. Por ende, los alumnos UVES, deben estar dispuestos a:

  • Participar en actividades o campañas escolares solidarias y/o de beneficio público.
  • Apoyar a sus pares frente a situaciones donde su ayuda será un aporte.
  • Promover acciones solidarias, dentro y fuera de la comunidad UVES.

8. De la Perseverancia y Fortaleza

Para UVES es esencial que los alumnos desarrollen una fuerza interior, que les permita ser perseverantes en su quehacer como estudiantes y luego en su vida de adultos. La fuerza interior, les dará fortaleza para enfrentar los desafíos con valentía y pararse cuantas veces sea necesario en la adversidad. La fortaleza interior, les permitirá desarrollar una personalidad positiva, para no sólo enfrentar los nuevos desafíos y adversidad, sino también negarse a las influencias negativas y al sentimiento de pereza y desgano, tan propios de la juventud.

Los alumnos UVES, serán educados en la perseverancia y fortaleza, impulsados a comenzar una tarea y terminarla, independiente de si el logro es o no el más alto, o si es premiado o evaluado.

 La perseverancia y fortaleza están unidos al espíritu de superación, el cual a su vez, es el resorte que permite que un ser humano avance para ir más allá de lo meramente exigido, cumplir y trazar nuevas metas.

Estos valores permitirán que los alumnos UVES:

  • Concurran al Colegio día a día con entusiasmo.
  • Se esfuercen al máximo para alcanzar sus metas y trazar nuevas.
  • Trabajen con energía en cada tarea que comienzan, hasta el final.
  • Se sobrepongan a situaciones y momentos adversos.